Redes sociales

NBA

Luka Doncic Lanza a los Mavericks a las Finales de la NBA

Hace dos años, Luka Doncic logró su mayor victoria en la NBA hasta el momento de una manera memorable. En el Footprint Center de Phoenix, sus triples resonaron durante una primera mitad que terminó 27-57 a favor de Dallas, sellando el Game 7 de las semifinales de conferencia. Ahora, una situación similar se repite en el Target Center de Minnesota, con un contundente 40-69 al descanso y un 103-124 en el marcador final, que ha asegurado a los Mavericks su boleto a las Finales de la NBA.

Un Juego Histórico para los Mavericks

Dijo Marx que la historia se repite dos veces, primero como tragedia y luego como farsa, pero esta segunda vez para los Mavericks ha sido todo menos una farsa. La primera vez fue una tragedia para los Suns, pero ahora, los Mavericks han demostrado ser una fuerza imparable en estos playoffs. Desde una actuación irregular contra los Clippers, pasando por una mayor solidez ante OKC, hasta un dominio absoluto frente a Minnesota. El Game 5 ya es historia para la franquicia.

Doncic y su Inicio Explosivo

Luka Doncic, conocido por empezar los partidos con fuerza, no había mostrado este rasgo en los playoffs hasta ahora. Esta noche, el esloveno decidió demostrar a los Timberwolves que evitar el 4-0 no era suficiente. Con una serie de triples lejanos, Doncic acumuló 20 puntos en los primeros 12 minutos, superando por sí solo a todo el equipo de Minnesota y llevando la diferencia a los dobles dígitos rápidamente.

Ante esta tormenta de puntos, Chris Finch no tuvo más remedio que doblar la defensa sobre Doncic en cada bloqueo, intentando contener al huracán. Sin embargo, los Mavericks cuentan con otro jugador estelar: Kyrie Irving. Con la atención extra sobre Luka, Irving aprovechó para tomar el relevo, anotando 15 puntos en el segundo periodo y aumentando la desesperación de los locales.

Una Segunda Mitad sin Sorpresas

Minnesota terminó la primera mitad completamente fuera del partido, tanto en el marcador como mentalmente. Con dificultades para anotar y viendo a su rival en estado de gracia, los Wolves cayeron en una fase en la que jugadores como Jordan McLaughlin y Kyle Anderson asumieron los lanzamientos, mientras la temporada se desvanecía. Aunque Anthony Edwards y Karl-Anthony Towns intentaron una remontada en la segunda parte, fue demasiado poco y demasiado tarde, y la diferencia nunca bajó de los 20 puntos.

A pesar de reducir la intensidad para evitar lesiones, Doncic e Irving continuaron divirtiéndose y anotando con facilidad. Terminaron combinándose para un total de 72 puntos, 36 cada uno, convirtiéndose en la tercera pareja de compañeros en la historia en sumar al menos 35 puntos cada uno en un partido de Finales de Conferencia, algo que solo Shaq y Kobe en 2001 y Drexler y Terry Porter en 1992 habían logrado antes.

Regreso a las Finales

De esta manera, Dallas regresa a las Finales de la NBA por primera vez desde 2011, año en que ganó su primer anillo. Allí espera Boston, que selló su clasificación hace unos días y probablemente habría preferido que esta serie se alargara para enfrentar a un rival más desgastado físicamente. Pero no será el caso. Solo quedan dos equipos en pie. Y en unas pocas semanas, solo uno podrá proclamarse campeón.

Haz click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Más en NBA