Redes sociales

NBA

Dallas da el primer golpe y vence a Minnesota

Los Dallas Mavericks se adjudicaron el primer partido de la final de la Conferencia Oeste este miércoles. El equipo dirigido por Jason Kidd mostró su dominio en el último cuarto del enfrentamiento contra los Minnesota Timberwolves en su propio estadio. La victoria de los visitantes (108-105), la quinta en la postemporada, se debió principalmente a las actuaciones estelares de Luka Doncic y Kyrie Irving, quienes juntos anotaron 63 puntos. Doncic, a pesar de una herida en la rodilla izquierda, tuvo un cierre espectacular con 15 de sus 33 puntos y dos robos en el último cuarto, incluyendo dos triples cruciales. Por su parte, Minnesota no logró aprovechar su condición de local, a pesar de los 24 puntos de Jaden McDaniels y los 19 de Anthony Edwards.

El triunfo de Dallas arruinó las esperanzas de Minnesota, un equipo que busca hacer historia. Los Timberwolves, uno de los diez equipos que aún no han ganado un título en la NBA, confían en una talentosa generación liderada por Karl-Anthony Townes, Edwards y Rudy Gobert, el Jugador Defensivo del Año. Este trío ha llevado al equipo a su primera final de conferencia desde 2004.

Kyrie Irving comentó antes del partido que Dallas planeaba aprovechar el desgaste físico de Minnesota, que venía de un intenso séptimo partido hace solo tres días. Sin embargo, los Timberwolves no mostraron signos de fatiga y demostraron su hambre de ganar el primer partido de la serie en casa. Su determinación se evidenció desde el domingo, cuando comenzaron a entrenar en los vestuarios de los Nuggets minutos después de eliminarlos.

Esta motivación podría haberlos llevado a subestimar a Doncic, quien jugó con moderación gran parte del juego. En la primera mitad, había convertido solo 6 de 14 tiros, incluyendo un solo triple de seis intentos. Con solo 14 puntos en los dos primeros cuartos, la responsabilidad recayó sobre Irving, quien anotó 24 puntos en 20 minutos. Kyrie, quien ganó un anillo con Cleveland en 2016, solo sumó seis puntos en la segunda mitad, que fue dominada por Doncic.

El resto del equipo de Dallas reconoció que Irving era el único realmente enfocado al inicio del juego. Daniel Gafford, a pesar de estar en buena posición, prefería pasarle el balón para que él atacara la pintura. Gafford, el pívot, solo intentó un tiro en la primera mitad. Lo mismo le ocurrió a Derrick Jones, quien había anotado en dobles dígitos en los últimos tres partidos, pero esta noche se quedó con solo 8 puntos. En contraste, Dereck Lively II fue el jugador más valioso desde la banca, encestando 4 de 4, incluyendo una poderosa clavada sobre Gobert tras un tiro fallado por Doncic.

Una racha de Doncic permitió a Dallas tomar la delantera por primera vez en el tercer cuarto. Para el último periodo, ya lideraban por nueve puntos. Esta ventaja fue reducida gracias a dos triples de Anthony Edwards, a pesar de su aparente falta de concentración en la segunda mitad. Karl-Anthony Towns también contribuyó a la remontada con un triple largo que puso nuevamente a Minnesota por delante en el marcador.

Solo habían pasado 72 horas desde la victoria de Minnesota el domingo. Este miércoles, el estilo que llevó al tercer sembrado del Oeste a la final de conferencia seguía fresco. Los Timberwolves mostraron un buen ritmo y múltiples opciones ofensivas cada vez que tenían el balón. Anthony Edwards continuó su buen desempeño del fin de semana, distribuyendo el balón entre sus compañeros y acumulando once rebotes y ocho asistencias. Jaden McDaniels fue el máximo anotador del equipo con 24 puntos, 19 de ellos en la primera mitad, empatando el récord de su carrera. Naz Reid, al igual que el domingo, demostró por qué es el sexto hombre de la liga, con 15 puntos en 24 minutos de juego.

Haz click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Más en NBA