Redes sociales

NBA

Los Bucks recuperan su confianza con victoria contundente frente a Boston

Con Boston disputando una prórroga la noche anterior, las expectativas para el enfrentamiento contra los dos primeros clasificados de la Conferencia Este esta madrugada eran moderadas. Sin embargo, incluso con este antecedente, lo que se presenció en el Fiserv Forum superó cualquier previsión.

Los Bucks, tras enfrentar varias derrotas dolorosas, abordaron el encuentro de manera personal, enviando un mensaje contundente al resto de la liga. El equipo dirigido por Adrian Griffin se llevó la victoria con un abrumador marcador de 135-102, que incluso queda corto para reflejar la amplia brecha entre ambos equipos. Este enfrentamiento quedó resuelto en poco más de un cuarto de juego, y las banderas blancas ondearon tras el descanso.

La salida de los Bucks fue arrolladora, marcando un golpe inicial tan fuerte que pareció dejar a los Celtics fuera de combate para el resto de la noche. Milwaukee exhibió su mejor rendimiento en ataque y una nueva estrategia defensiva, ajustando para evitar desequilibrios y reducir el daño en el pick & roll. Los ajustes defensivos llevaron a los de Wisconsin a protagonizar uno de sus mejores tramos defensivos del año en los primeros 24 minutos. Ayudados por el decepcionante 1/15 en triples de los visitantes en la primera mitad, limitaron a Boston a solo 38 puntos al descanso, dominando el juego y superando a su rival.

Mientras tanto, en el lado ofensivo, el aro parecía ampliarse cada vez que los Bucks lanzaban a canasta. Damian Lillard inició la noche con triples, Giannis Antetokounmpo mostró su agresividad habitual, y Bobby Portis destacó con una primera mitad magnífica en anotación. Todo fluyó para los locales, que demostraron ser demoledores en la mitad ofensiva de la cancha y lograron una ventaja de 30 puntos en apenas 15 minutos. A partir de ese punto, el resto del partido fue prácticamente trámite.

Al descanso, el marcador reflejaba un contundente 75-38, anticipando una segunda mitad con pocas emociones. Ante esta situación, Joe Mazzulla decidió que sus titulares habían tenido suficiente y arrancó la segunda mitad con un quinteto diferente, dando por perdido el duelo y brindando un merecido descanso a sus jugadores clave.

Aunque Milwaukee mantuvo a sus titulares un poco más tiempo y la diferencia llegó a 43 puntos, pronto también optaron por dar descanso a sus estrellas y profundizar en su fondo de armario. Queda por verse si este encuentro marcará un punto de inflexión para los Bucks, pero sin duda establece un camino a seguir para un equipo que necesitaba una noche así y confirmó que, a pesar de los desafíos, el potencial está presente.

Haz click para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Más en NBA