Basket Superior Vegano
Torneo Superior

La Selección Nacional Dominicana carece de identidad.

Ciudad de México, DF.- Hoy es el ultimo día del Campeonato Fiba Américas 2015 en esta ciudad, en lo particular es mi penúltimo día, ya que mañana regreso a mi querida República Dominicana luego de 14 días dando cobertura a la participación de la Selección Nacional Dominicana que buscaba uno de los dos boletos para los Juegos Olímpicos Río 2016, que al final fueron obtenidos por Venezuela y Argentina.

La participación de la selección dominicana tiene mucha tela por donde cortar, se puede analizar desde muchos puntos de vista, pero en esta ocasión lo haré desde uno de los puntos que creo mas daño nos hace al momento de conformar un equipo nacional: La falta de identidad con nuestro país!

BALONCESTO DOMINICANO

Y usted me dirá: A que se refiere Jordan con falta de identidad con el país? Pues a continuación le explico.

Me consta que cada año es una verdadera odisea para la gerencia de la Selección Nacional Dominicana, conformar el mejor equipo o equipo ideal, ya que los principales jugadores casi siempre ponen excusas para participar y ponen sus asuntos personales por encima de representar a República Dominicana.

Y no los culpo, porque eso no es un asunto que se enseña de un día para otro, es un asunto que viene desde la familia, este problema no es de forma, es de fondo, lamentablemente nuestros atletas muchas veces no demuestran ese orgullo por representar a su patria, orgullo que si vemos en los argentinos para poner un ejemplo, da gusto ver jugar a Luis Scola, ver como se entrega por “El Alma” y esto hace que los jugadores mas jóvenes lo imiten, lo sigan y por eso otra vez consiguieron su clasificación a unos Juegos Olímpicos.

Hablando de Argentina y el orgullo que sienten por representar a la albiceleste, ayer en el Palacio de los Deportes estuvo presente el NBA Manu Ginobili, quien viajó a México para darle apoyo a su equipo en la Semifinal donde concretaron el pase a Río 2016, y estoy seguro que a la estrella de los San Antonio Spurs nadie tuvo que invitarlo, nadie tuvo que pagarle pasaje u hotel, es un asunto de identificación, de orgullo por los colores de su patria y por amor a su selección.

No es posible que Eduardo Najri y su staff de trabajo tengan que pasarse meses casi rogándole a Al Horford para que se pusiera la camiseta dominicana en este evento donde verdaderamente teníamos chance de clasificar por primera vez a unos Juegos Olímpicos. No solo insistieron, sino que contrataron al asistente de su equipo en la NBA, llevaron las practicas a Atlanta, donde reside, todo se lo pusieron a su merced para que se integrara al equipo.

Horford puede tener sus excusas, pero yo no las entiendo ni las comparto, si realmente sintiera amor por su selección y se sintiera parte de ella, estoy seguro que hoy estaría aquí en México luchando por la medalla de oro.

Pero no solo Horford, sino también jugadores como Karl Towns, Ronald Roberts y Luis David Montero, quienes tenían la oportunidad de hacer historia para su país, clasificando a unos juegos olímpicos, pero lamentablemente la selección dominicana no es su prioridad, y quizás la culpa no es de ellos, es un asunto de identidad, algo que se inculca en el hogar, desde que nacen, no importa si nacieron o no en República Dominicana.

Hay veces que viendo los partidos de nuestra selección, vemos que hay jugadores que les preocupa mas sus puntos o minutos en cancha, que conseguir la meta colectiva del equipo, precisamente aquí en México se vio varias veces discusiones entre jugadores, incluso se manifestó en las redes sociales y como si esto fuera poco, todavía en el último juego contra Canadá, que no tenía importancia, se veía la “guerrilla” entre los jugadores suplentes, como si a uno le molestara que el otro encestara y viceversa.

Estas cosas que hemos mencionado no aparecen en un boxscore, no son cuantificables, pero son las pequeñas cosas que al final hacen la diferencia.

Y seria injusto si hablo de todos los jugadores, porque me consta que hay quienes sí están identificados con la selección, quienes representar con gran orgullo los colores patrios cada verano, pero como dicen por ahí: al que le sirva el sombrero, que se lo ponga!

Si para todos nuestros jugadores fuera un orgullo, un honor y una prioridad ponerse la camiseta dominicana, entonces aquí en Ciudad de México hubiésemos presentado un equipo completo encabezado por Al Horford y Karl Towns, que sin temor a equivocarme, hoy estaría clasificado a los Juegos Olímpicos Río 2016.

Es un asunto de identidad, es un asunto de vergüenza deportiva y de sentir el orgullo por representar el país que los vio nacer o vio nacer a sus padres.

Hasta que no logremos eso, vamos a estar haciendo de tripas corazones para conformar los equipos dominicanos.

Para ser un equipo mundialista y olímpico no solo se necesita talento, más que eso, se necesitan 12 jugadores identificados con el país, que entreguen el pellejo en la cancha para poner en alto la República Dominicana.

Cuando logremos esto, entonces el mundo entero hablará de nosotros.

Con esto me despido: No hay nada mas grande en el mundo que representar a tu país en tierras extranjeras y poner a sonar el himno nacional dominicano, ese orgullo no se compara con ningún otro… arriba la República Dominicana!!!

Escrito por Jordan Olivo – editor de basketdominicano.com – desde el Palacio de los Deportes en Ciudad de México, DF.

Facebook Comments
Click to comment

Deja un comentario

Mas Vistas

BasketDominicano.com es un portal dedicado a llevar toda la informacion concerniente al baloncesto en nuestro pais y lo que acontece con nuestros jugadores en todo el mundo.

Nuestro contenido es autonomo y suministrado por las principales fuentes periodisticas de nuestro pais y del exterior.

Sígueme en Twitter

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte

Únete a otros 34.450 suscriptores

Copyright © 2015 Web Elaborada por Luis Diaz @mrdiazr. para BasketDominicano.com

To Top

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co