Basket Superior Vegano
Eurobasket

Eslovenia aplasta a España en las semifinales del Eurobasket.

Eslovenia, guiada por un Doncic estelar, se clasifica para su primera final del Eurobasket

La superioridad casi aplastante con la que España ha dominado el baloncesto europeo en los últimos años, sin encontrar un rival que estuviera a su altura, tocó a su fin en Estambul. Ahí fue donde Eslovenia eligió llamar a las puertas de la historia con una exhibición de baloncesto para los anales, más meritoria aún por el rival que tenía enfrente. Un Doncic colosal lideró la revolución eslovena y ascendió, si no lo estaba ya, al Olimpo de la canasta, guiando a los suyos a su primera final de un Eurobasket. Seguramente, la primera de muchas.

España buscaba su séptima final en los últimos diez Europeos, campeona en tres de los últimos cuatro, pero estaba avisada de que la empresa no iba a ser fácil. Si no se aplicaba en defensa, el perímetro esloveno iba a ser muy peligroso y un partido de tanteo alto no le favorecía en absoluto, por muy superior que sobre el papel fuera. Los de Scariolo no supieron aplicar el antídoto y fueron arrollados por el ímpetu balcánico.

Eslovenia enseñó sus garras desde el inicio y nunca las guardó

Eslovenia enseñó las garras bien pronto, demostrando que el campeonato que está realizando no es fruto de ninguna casualidad. Más bien, todo lo contrario, de un equipo bien compensado, convertido en una amenaza terrible desde el perímetro, pero también capaz de hacer daño en la pintura. Vidmar y Dimec así lo certificaron.

Los eslovenos comenzaron con la muñeca caliente, completando el primer cuarto con un 6 de 8 en triples que hizo mucho daño a España, incapaz de defender a los tiradores balcánicos. Hasta cinco diferentes lograron anotar de tres en ese primer parcial. Los de Scariolo, en cambio, veían el aro cuadrado, cosa que confirmó el 0 de 7 en los primeros diez minutos.

El acierto de Ricky en los primeros minutos impedía que las diferencias se ensancharan demasiado, pero cuando el del Masnou desapareció también lo hizo España. Un tiro libre de Vidmar empezaba a ampliar diferencias peligrosamente para los intereses españoles (10-17, minuto 8). Con el equipo de Scariolo absolutamente atascado en ataque, incapaz de trasladar la pizarra al parqué, un 2+1 de Marc Gasol puso un poco de luz. Pero Dragic, desde 8 metros, la apagó de cuajo.

La diferencia se ensanchaba nada más comenzar el segundo cuarto de la mano de Randolph (19-27, minuto 11), pero la irrupción de Sergio Rodríguez y Willy Hernangómez y una España mucho más activa en defensa igualó algo las fuerzas, siempre a remolque los campeones. Los de Scariolo se fueron al descanso con las opciones intactas (45-49), la mejor noticia después de un primer tramo de partido en el que Eslovenia fue más superior de lo que indicó el marcador.

‘Magic’ Doncic acabó con 11 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias

Una superioridad que sí se reflejaría en el tercer cuarto, donde la exhibición de Eslovenia fue enorme. Luka Doncic, a sus 18 años, lideró a los suyos con la serenidad que lo hacía Magic Johnson en aquellos Lakers inigualables. Se parece mucho a él, con un juego mucho más completo que el de la media de bases, capaz de anotar, rebotear y asistir, como indicaron sus números -11 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias-.

Las diferencias en el marcador se fueron ensanchando hasta el 55-73 (minuto 29) que situó el propio Doncic con dos tiros libres. España no tenía respuesta. La mejor selección de la última década era incapaz de apagar la revolución balcánica. Los golpes le llegaban desde todos los lados y de todas las maneras, y la desesperación se pagaba luego en ataque, donde los sistemas brillaban por su ausencia y las individualidades se perdían en guerras propias.

A España le queda el consuelo de luchar por el bronce

La campeona lo tenía todo perdido y decidió apelar al orgullo, ya que el baloncesto no le alcanzaba en la noche turca. Pero no había nada que hacer ante un pequeño país balcánico cuyas ansias de crecer sobrepasaron las españolas por permanecer en lo más alto.

La derrota puede suponer el final de un ciclo para un grupo de jugadores españoles y obliga a replantear el futuro, siempre con la calma de un currículum inigualable y de unos jugadores que se han ganado el derecho a decidir su futuro. Aunque todo eso tendrá que esperar ya que la lucha por el bronce debe ser ahora la prioridad de Scariolo. Un bronce sería un bonito consuelo. Bonito, pero insuficiente. La era de España puede haber tocado a su fin.

Ficha técnica

España, 72 – Eslovenia, 92

España (19+26+12+15): Pau Gasol (16), Rubio (13), Marc Gasol (12), San Emeterio (6) y Navarro -equipo inicial-, Rodríguez (9), Willy Hernangómez (6), Sastre (3), Oriola (2) y Juancho Hernangómez (5).

Eslovenia (25+24+24+19): Randolph (15), Dragic (15), Blazic (7), Vidmar (12) y Doncic (11) -equipo inicial-, Nikolic (7), Prepelic (13), Cancar, Zagorac (5) y Dimec (7).

Árbitros: Cristiano Maranho (BRA), Tolga Sahin (ITA) y Yohan Rosso (FRA). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la primera semifinal del Europeo 2017 disputado en el Sinan Erden de Estambul ante 3.571 espectadores

Por Luis Buxeres

Facebook Comments
Click to comment

Deja un comentario

Mas Vistas

BasketDominicano.com es un portal dedicado a llevar toda la informacion concerniente al baloncesto en nuestro pais y lo que acontece con nuestros jugadores en todo el mundo.

Nuestro contenido es autonomo y suministrado por las principales fuentes periodisticas de nuestro pais y del exterior.

Sígueme en Twitter

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte

Únete a otros 12.221 suscriptores

Copyright © 2015 Web Elaborada por Luis Diaz @mrdiazr. para BasketDominicano.com

To Top

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co