Basket Superior Vegano
Torneo Superior

El caso de Karl Anthony Towns.

Thousand Oaks, Calif.– Es lunes por la mañana, tres semanas antes del draft de la NBA, y hay algo “extraño” con Karl-Anthony Towns durante su entrenamiento de básquetbol en el Spectrum en Thousand Oaks.

Es como si la cancha estuviera en Skywalker Ranch y George Lucas estuviera en la sala de edición realizando algunos infames cambios a una “Edición especial” de Towns. Towns comparte la cancha con los prospectos D’Angelo Russell y Willie Cauley-Stein. Todos son espectaculares, pero no puedes evitar mirar a Towns.

BALONCESTO DOMINICANO
Karl Towns responde preguntas ayer en la actividad del NBA Fit en New York. [Foto: Jordan Olivo – basketdominicano.com]

Tal vez sea la forma tan fácil con la que está anotando canastas desde más allá de la línea de triple de la NBA. O la perfección con la que realiza los ejercicios de manejo de balón que le indica Don MacLean. Quizá, es la forma en la que recibe la pelota por el ala, hace un movimiento impecable de pívot y gira y termina con una enorme clavada por encima del aro.

O tal vez sea ver todas esas habilidades que, por lo general, están reservadas para los hombres grandes, reunidas en un joven que calzan zapatos talla 20 y tiene un alcance de 9’5″ con los brazos arriba. En una liga llena de superestrellas que con frecuencia son maravillas físicas, Towns logra sobresalir.

Los pívots no pueden hacer algunas cosas que Towns sí puede. No deberían poder hacerlas. No es natural. Pese a ello, durante 90 minutos, Towns jugó más como James Harden que Dwight Howard.

MacLean, antigua estrella de la UCLA y jugador de la NBA durante diez años, se dirige caminando hacia mí sacudiendo la cabeza en señal de incredulidad.

“He estado entrenando jugadores para el draft durante once años”, dijo, “y nunca había visto a nadie de su tamaño que pudiera hacer las cosas que Karl puede hacer. Es antinatural”.

Así es como se siente: antinatural. ¿Y si Howard pudiera tirar, botar y moverse como lo hace Harden?

Lo observas una y otra vez y se siente como si alguien hubiera alterado la realidad. Afortunadamente, para los equipos de la NBA, no hay una pantalla verde en el fondo.

¿Cuáles defectos?

Cualquier otro prospecto importante de este draft (y de cualquier otro draft para tal caso) ha tenido alguna debilidad manifiesta que tendría que trabajar para aspirar a llegar a ser una estrella.

Anthony Davis necesitaba fuerza. ¿Derrick Rose, Andrew Wiggins y John Wall? Tiro en suspensión.

Este año, Jahlil Okafor de Duke carece de un físico y una defensa de élite, lo que provoca interrogantes. La posible posición de Russell en el mundo profesional suscita dudas. El tiro en suspensión de Emmanuel Mudiay y el cuerpo de Kristaps Porzingis son sus respectivos talones de Aquiles.

Pero ¿cuáles son exactamente las debilidades de Towns?

¿Tiros? No solo tira bien para un pívot… es experto, con tiros profundos y una forma que raya la perfección. Y acierta los tiros que realiza -muchos tiros-. En un momento dado, el base anotó 11 de 13 desde más allá de la línea de triple de la NBA.

¿Tiros libres? Su marca de 82% desde la línea, es una de las mejores en la historia para un base. Es posible que sea el base con la mejor marca en tiros libres que el draft haya visto desde hace una década.

¿Tamaño? Antes de que comenzara la temporada registró 6’11” (2.10 m) de altura, 250 libras (113.4 kg) de peso, una envergadura de 7’4″ (2.23 m), y un alcance estando parado de 9’5″ (2.87 m). Esas son cifras ideales para un pívot de la NBA.

¿Defensa? Promedió 2.3 bloqueos por juego esta temporada, a pesar de que jugó únicamente 21 minutos por noche.

¿Inteligencia basquetbolística? Es muy inteligente y capta las instrucciones con facilidad.

¿Ética de trabajo? La mejora que experimentó a lo largo de las últimas dos temporadas ha sido dramática. MacLean comentó que es el primer jugador en llegar al gimnasio todas las mañanas. “Si le digo que llegue a las 10:00”, dice MacLean, “llega a las 9:00”.

¿Fuera de la cancha? Es un joven encantador y muy simpático. Pasé semanas (y los equipos de la NBA pasaron meses) buscando si guardaba algún secreto. Todos los informes fueron impecables. Es un joven muy especial.

¿Dureza? Esa era una duda legítima en el bachillerato y al inicio de su primer año, cuando Towns mostró una tendencia a apagarse a la hora de enfrentarse a defensas más físicos. Sin embargo, para finales de la temporada, Towns se fortaleció y ofreció varias actuaciones heroicas en la pintura con Kentucky durante el torneo de la NCAA.

Entonces ¿cuál es la kriptonita de Towns?

“Supongo que soy amable”, dice sonriendo Towns. “En realidad, creo que todo mi juego es una debilidad. Quiero seguir mejorando en todos los sentidos. Quiero ser el mejor jugador posible en conjunto -bote, tiro, defensa, poste bajo-, simplemente quiero ser el mejor jugador posible”.

“Debes ser quisquilloso en su caso”, le dijo un gerente general de la NBA a ESPN.com. “No hay fallas pero nada salta a la vista. Le serviría pulir todo su juego. Pero el esfuerzo adicional vale la pena cuando estás puliendo un diamante. He estado en este negocio mucho tiempo. No recuerdo haber dicho eso de muchos jóvenes en el draft”.

Incluso las estadísticas lo confirman

Si a simple vista no es posible encontrar fallas, ¿tal vez un análisis estadístico pueda? No. Nuestro gurú, Kevin Pelton, lo clasificó número 1 en su Big Board estadístico.

“Es difícil encontrar un motivo de preocupación realista en las estadísticas de Towns”, dice Pelton. “Está dentro del promedio o incluso mejor para un pívot en todo el tablero, y su protección del aro es de élite”.

Cuando los scouts y las estadísticas coinciden, es una señal reconfortante de que Towns es verdaderamente el número 1 de nuestro Big Board. El hecho de que no haya ascendido a la primera posición es, en parte, lo grandioso de su historia.

Hace algunos años, incluso meses, las debilidades eran mucho más evidentes. Los scouts de la NBA vieron de cerca por primera vez a Towns durante el 2013 Nike Hoop Summit. Towns, de 16 años en aquel momento, jugaba para el equipo Internacional representando a su país natal, la República Dominicana.

Los scouts inmediatamente se sintieron atraídos por su tamaño y toque para tirar. Towns exhibió un hermoso estilo en las prácticas (registró 17 de 25 desde la línea de triple de la NBA en un solo ejercicio) y parecía pertenecer al grupo de los mejores jugadores de último año de bachillerato y jugadores internacionales del mundo.

“Estaba en la cancha todos los días con Andrew Wiggins, Dante Exum, Joel Embiid y Dennis Schroder, y realmente se hacía notar”, dijo un scout de la NBA que asistió a las prácticas de Hoop Summit durante una semana. “Pero todos nos preguntábamos en qué se convertiría. Era alérgico a la pintura y el contacto. Pero era demasiado grande para permanecer al margen y tirar triples. La pregunta en ese entonces era si alguna vez aprendería a jugar en la pintura”.

Towns terminó con siete puntos y cuatro rebotes en 17 minutos, suscitando elogios y preguntas de los equipos de la NBA.

Algunos meses más tarde, Towns jugó con la selección nacional de la República Dominicana, cuando trabajó por primera vez con el entrenador titular de Kentucky, John Calipari. La experiencia le dio confianza a Towns y fue entonces cuando supo que pertenecía con los demás basquetbolistas profesionales.

“Era el máximo nivel de básquetbol al que había jugado”, dijo Towns. “Era un reto, pero me encantaba. Me dio la confianza que necesitaba para seguir trabajando”. Towns regresó al Hoop Summit por segunda vez en el 2014. Se había fortalecido, desarrolló un perfil más defensivo y comenzaba a mostrar las primeras señales de que se convertiría en un pívot de la NBA. La visión de su potencial comenzaba a ser clara. En el 2014, escribí esto sobre él:

“Towns hizo que los scouts se desmayaran el año pasado, cuando jugó con el equipo internacional. Su juego este año fue un poco más irregular, sumó únicamente seis puntos y dos rebotes, debido sobre todo a problemas con las faltas, pero hay tantos aspectos positivos del juego de Towns. Es un base fluido con un magnífico tamaño, y es muy hábil. También tiene una variedad de tiros, incluyendo triples, y no tiene miedo de tirar. Además, puede encestar en la pintura y es un gran reboteador y bloqueador cuando se concentra.

“Los scouts se preocupan un poco por su dureza; quieren verlo peleando más en la pintura. Pero es el tercer pívot en este draft con importantes habilidades ofensivas. ¿Con qué frecuencia llegan tres jugadores de este tipo en la misma clase? Si John Calipari lo pone a jugar como a DeMarcus Cousins, Towns podría tener la posibilidad de ser el número 1”. Calipari y Towns cumplieron. Pero tomó un tiempo.

Towns hizo solo ocho triples como estudiante de primer año en Kentucky. Calipari lo obligó a trabajar en la pintura. Ofensivamente, el progreso era lento. Mientras que Towns dominaba la pintura, particularmente en la defensa, con frecuencia tenía problemas con el contacto físico en la pintura. En un principio, Towns tenía la mala costumbre de desvanecerse cuando era custodiado por defensas físicos o atléticos.

Para Towns, su desarrollo estaba más relacionado con jugar contra Cauley-Stein, Dakari Johnson y Marcus Lee todos los días en los entrenamientos, que con jugar los partidos.

“Cuando entrenas todos los días con profesionales como ellos -los mejores jugadores del draft-, no podría haber estado más bendecido”, dijo Towns. “Tener a los hermanos que yo tuve y jugar contra los mejores todos los días, era como jugar contra el primer o segundo equipo en el país todos los días en el entrenamiento”.

Towns supera a Okafor

La mayor parte de la temporada, el único debate real entre Towns y Okafor se centró en la defensa versus el ataque. Towns era el mejor defensa, Okafor era mejor en el ataque. Sin embargo, durante el último mes de juego en la SEC, Towns avanzó enormemente en el ataque, mientras que continuó dominando el lado defensivo de la pelota.

En los últimos 10 juegos antes del torneo de la NCAA, Towns promedió 13.0 puntos, 8.3 rebotes y 2.5 bloqueos por juego, en solo 24 minutos por juego. Durante esa racha, acertó asombrosamente 50 de 68 desde la cancha (74%) y 29 de 33 desde la línea de tiro libre (88%). A pesar de su tierna edad, surgió como la mejor arma ofensiva de este equipo de Kentucky que no probó la derrota.

Aunque quizás la consagración de Towns fue contra Notre Dame en el Elite Eight. Towns básicamente salvó la temporada de los Wildcats. En 25 minutos había registrado 25 puntos en 10 de 13 tiros, con cinco rebotes, cuatro asistencias, dos robos y un bloqueo. Diecisiete de estos puntos fueron en la segunda mitad al acertar 8 de 8 en la segunda mitad. Towns terminó anotando más tiros de campo que el resto de los cinco titulares de Kentucky combinados.

Ese fin de semana, superó a Okafor como el prospecto núm. 1 en nuestro Big Board y no ha vuelto a mirar atrás. Los scouts de la NBA esperaban que Towns y Okafor se vieran las caras en el juego del campeonato nacional. Desafortunadamente, Kentucky perdió ante Wisconsin en los Últimos Cuatro, robándole al mundo la oportunidad de ver un enfrentamiento entre los dos bases más importantes del draft de este año.

Okafor y Duke avanzaron para ganar el campeonato de la NCAA. Aunque la mayoría de la gente de la NBA considera que Towns es el mejor prospecto del draft. De hecho, mientras más scouts observan a Towns, más se convencen de que será seleccionado en el puesto 1 de este draft.

Sin embargo, Towns es respetuoso con Okafor.

“Jahlil es un jugador absolutamente espectacular. Su juego de piernas es fuera de serie y su juego en el poste bajo es increíble. Dejemos que pase lo que tenga que ser. Cualquier equipo que elija a Jah, se estará llevando un excelente jugador. Es un total monstruo”.

Al platicar con varios responsables de la NBA, aunque muchos están de acuerdo con el informe de scouting de Towns sobre Okafor, ellos consideran que Towns es claramente el mejor base de este draft.

“No están ni siquiera cerca”, dijo un GM. “Basta con hacer este pequeño ejercicio. Pongan a Towns en Duke y Okafor en Kentucky esta temporada. No habría debate. Lo único a favor de Okafor es que su trabajo de piernas en la pintura está más pulido. Eso es todo. Todo lo demás -tamaño, físico, preparación, habilidad defensiva, habilidad para tirar-, está a favor de Towns. Me gusta Okafor. En realidad. Pero para mí, la opción es clara”.

Por Chad Ford – ESPN Deportes

Facebook Comments
Click to comment

Deja un comentario

Mas Vistas

BasketDominicano.com es un portal dedicado a llevar toda la informacion concerniente al baloncesto en nuestro pais y lo que acontece con nuestros jugadores en todo el mundo.

Nuestro contenido es autonomo y suministrado por las principales fuentes periodisticas de nuestro pais y del exterior.

Sígueme en Twitter

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte

Únete a otros 26.661 suscriptores

Copyright © 2015 Web Elaborada por Luis Diaz @mrdiazr. para BasketDominicano.com

To Top

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co