Basket Superior Vegano
Torneo Superior

Cifra récord de dominicanos en entrenamientos de la NBA.

SANTO DOMINGO. Como jugador, Tito Horford no barnizó su carrera como proyectaba en su juventud, pero su apellido estará tan asociado con el baloncesto dominicano y la NBA como el Alou para el béisbol, el Cruz en el boxeo o Sánchez para el atletismo.

La pretemporada de la NBA que abre esta semana tendrá la mayor presencia quisqueyana (7) desde que Hugo Cabrera se convirtió en el primero en ser observado por un equipo de la liga (Milwaukee Bucks, 1976, y practicó con los Knicks en 1978), y allí el padrote de la familia Horford obligaría a recurrir a las enciclopedias para colocarlo en un círculo exclusivo.

BALONCESTO DOMINICANO

Y es que en los Bucks otro hijo de Horford, Jon, tratará de ganarse un puesto, con Al sembrado en los Hawks de Atlanta. De Jon lograrlo, Tito sería apenas el quinto ex jugador de la liga en colocar en cancha a más de un hijo. Los otros son: Dell Curry (Stephen y Seth), Jim Paxon (Jim hijo y John), Mychal Thompson (Mychel y Klay) y Rick Barry como el único que ha tenido tres, Jon, Brent y Drew.

Pero Jon, con una carrera mediocre en la NCAA, y que ni siquiera era titular con los Indios en la LNB pasada, tendrá una tarea complicada en un conjunto de Wisconsin repleto de talento en la parte delantera de la cancha.

El club que dirige Jason Kidd tiene 20 jugadores bajo contrato al inicio de las prácticas, y comienza la campaña como candidato a regresar a los playoffs con figuras como Giannis Antetokounmpo, Michael Carter-Williams, Greivis Vásquez y Jabari Parker.

Lo más lejos que han estado dos criollos de jugar juntos en la NBA fueron Francisco García y Luis Flores en la pretemporada 2005, pero este último fue despedido antes del inicio de la campaña. En Atlanta, Edgar Sosa podría lograr junto a Al Horford que por vez primera figuren dos dominicanos a la vez en un equipo.

Tras lograr en el preolímpico de México su mejor desempeño con la franela dominicana (15 puntos, 3 rebotes y 3.6 asistencias), Sosa llamó la atención del coach del equipo nacional, Kenny Atkinson, que es asistente de los Hawks, y el equipo confirmó el fichaje el pasado viernes.

Los Halcones tienen como armadores sembrados a Jeff Teague y el alemán Dennis Schröder, por lo que Sosa buscaría una plaza como tercer playmaker con Shelvin Mack.

Sosa, de 27 años, tendrá su tercer intento de llegar a la liga en la que se perfilaba su futuro cuando ingresó a la NCAA en 2006 con Louisville, pero en la que se quedó corto.

Tras entrenar en la Liga de Verano con Detroit en 2010 y con Sacramento en 2011, el nacido en Nueva York llega a Atlanta precedido de una carrera con experiencia en Italia, España, Puerto Rico y Alemania en una carrera que peligró terminar en 2011 cuando se fracturó la tibia y el peroné en un choque del preolímpico de 2011 en Argentina.

En Portland, Luis David Montero se lo juega todo a partir de hoy. Los seis criollos que hasta ahora han jugado partidos oficiales en la NBA fueron seleccionados en el sorteo aficionado, una condición que no se dio con Montero, cuando su nombre estuvo en el globo en junio pasado. En unos Trail Blazers que no son candidatos a postemporada en el salvaje Oeste, este combo guard peleará una plaza para posiciones en las que hay nueve candidatos.

Montero emigró desde Los Praditos hacia los Estados Unidos con 19 años en 2011, un caso atípico para un país, en el que sus NBA han tenido que llegar al Norte a estudiar el bachillerato o haberse formado allí para recorrer el complicado trayecto de desembarcar en el circuito.

En Toronto, Ronald Roberts hijo vio este fin de semana cómo su trabajo para quedarse con los Raptors se complica con el fichaje de Anthony Bennett, dejado libre por Minnesota. Roberts buscará un puesto como delantero de poder con el quinteto canadiense en una plaza para la que el equipo fichó a Luis Scola y DeMarre Carroll, además de contar con Bruno Cabocio, Patrick Patterson y Michael Kyser.

Los jugadores sin experiencia en la liga como Sosa, Roberts, Montero y Jon Horford pueden ganar un mínimo de US$525,093 si logran un contrato de al menos una temporada.

Al inicio de la temporada pasada se estableció un nuevo récord de jugadores nacidos fuera de territorio estadounidenses en la NBA con 101, una lista en la que jugadores como Villanueva no era incluido.

Sembrados

Al Horford llega a su última temporada de contrato y, si bien el rumor de un posible traspaso a los Celtics se actualiza cada semana con nuevos ingrediente, es la imagen de los Hawks desde la apertura en su sitio web hasta en paquetes promocionales de ventas de boletas.

En Minnesota, a Karl-Anthony Towns Cruz le espera desde mañana una alfombra roja. El versátil delantero/centro que fue el primer criollo tomado como primero en el sorteo de novatos llega como la segunda pieza sobre la que girará el equipo junto al escolta Andrew Wiggins.

En Dallas, Charlie Villanueva vuelve a los Mavericks a la que será temporada 11. Charlie, que perdió el liderato de puntos entre criollos ante Horford la campaña anterior, está a 31 triples de llegar a los 700.

Por Nathanael Pérez NeróNPerez@diariolibre.com – Diario Libre

Facebook Comments
Click to comment

Deja un comentario

Mas Vistas

BasketDominicano.com es un portal dedicado a llevar toda la informacion concerniente al baloncesto en nuestro pais y lo que acontece con nuestros jugadores en todo el mundo.

Nuestro contenido es autonomo y suministrado por las principales fuentes periodisticas de nuestro pais y del exterior.

Sígueme en Twitter

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte

Únete a otros 34.720 suscriptores

Copyright © 2015 Web Elaborada por Luis Diaz @mrdiazr. para BasketDominicano.com

To Top

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co